Take it easy!

De acuerdo a un estudio a gran escala de la Universidad de Washington, el consumo de cannabis puede reducir la ansiedad y la depresión.                                           

 El cannabis se utiliza para aliviar los síntomas de afecto negativo (estado afectivo compuesto por emociones negativas, como el miedo, la culpa, la ira, el disgusto). Sin embargo, no existe un cúmulo importante de  investigaciones que examinen los efectos del cannabis sobre el afecto negativo en la vida cotidiana.

Según un estudio realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Washington a una población de casi 12 mil pacientes, el cannabis reduce los síntomas de depresión, ansiedad y estrés.

La aplicación (StrainprintTM) proporciona a los consumidores de cannabis medicinal un medio de hacer un seguimiento de los cambios sintomáticos en función de las diferentes dosis y quimiotipos de cannabis. Los datos se analizaron mediante el uso de modelos multinivel. En total, se analizaron 11.953 sesiones, 3.151 de pacientes de depresión, 5.085 de ansiedad ansiedad y 3.717 de estrés.

Resultados

Los consumidores de cannabis con fines médicos percibieron una reducción del 50% en la depresión y del 58% en la ansiedad y el estrés después de su consumo. Dos inhalaciones fueron suficientes para reducir la intensidad de la depresión y la ansiedad, mientras que diez o más produjeron las mayores reducciones percibidas en el estrés. Las cepas con CBD alto (mayor a 9,5 %) y THC bajo (menor a 5,5 %) se asociaron con los mayores cambios en los índices de depresión, mientras que las cepas con CBD alto (mayor a 11%) y THC alto (mayor a 26.5%) produjeron los mayores cambios percibidos en el estrés.

No se detectaron cambios en la eficacia percibida del cannabis a lo largo del tiempo. Sin embargo, los síntomas iniciales de la depresión (pero no la ansiedad o el estrés) parecieron exacerbarse en las sesiones de seguimiento / tiempo.

Conclusiones

El cannabis reduce los síntomas percibidos de afecto negativo a corto plazo, pero el uso continuado puede exacerbar los síntomas iniciales de depresión a lo largo del tiempo.

 

Variaciones regionales en las tasas de trastornos de ansiedad

 Si bien es difícil determinar las cifras exactas debido a los diversos procedimientos de diagnóstico, está claro que hay mucha diferencia entre regiones en cuanto a la tasa de prevalencia: hasta el 52,7% en Udmurtia (una república federal de Rusia), y tan bajo como el 0,4% en Taiwán.

La cifra extraordinariamente baja en muchos países de Asia oriental puede ser debida a la dificultad que supone establecer criterios interculturales para la enfermedad: otras pruebas han demostrado que en los países de América Latina tienen las tasas más bajas de prevalencia para el TAS, y que en los países del Este de Asia tienen las más altas.

Deja un comentario