Relleno de juguito

Los productos en base a cannabis van adquiriendo nuevas formas y envases, les presentamos las tiras sublinguales y los chicles de cannabis                                           

La asociación de consumir cannabis con fumar un cigarrillo de cannabis se torna cada vez menos obvia. El cannabis se está consumiendo mediante formas de administración alternativas, a menudo más discretas y eficientes: comestibles, tinturas, vaporizadores, concentrados, chicles y más recientemente, tiras solubles sublinguales.

Aprovechando el hecho de que el CBD es legal en muchas partes del mundo y posee múltiples propiedades terapéuticas, el mercado de los productos basados en este cannabinoide no ha hecho más que crecer en los últimos años.

Tiras sublinguales

Cuando se trata de salud, la peor forma de administrar cannabis es fumándolo. Cualquier alternativa viene a ser más saludable, pero unas más que otras. Aquí es donde entran las tiras solubles sublinguales, un método de administración cómodo, discreto y altamente eficiente.

Consiste en pequeñas láminas cuadradas de film consumible que contienen los ingredientes activos que se quieren administrar. Estas láminas son altamente solubles en agua, por lo que se disuelven rápidamente en contacto con la saliva.

Ventajas

Discreción: no llamas la atención como con el humo o el vapor y ni siquiera necesitas masticar.

Control de dosis: Las tiras sublinguales contienen una cantidad muy concreta de componente activo, es fácil establecer una asociación entre dosis y efectos.

Absorción: Se trata de una forma muy eficiente de entregar los componentes activos al torrente sanguíneo (y de ahí al cerebro), pues no deben pasar ni por los pulmones, ni por el estómago, de esta manera los componentes activos no pierden potencia debido a la biodisponibilidad asociada a la vía de administración.

Chicles

Salió al mercado el Swiss Cannabis Gum. Este chicle de CBD posee una alta concentración de cannabidiol (CBD). Además enriquecido con antioxidantes y aceites esenciales seleccionados (aceite del árbol del té, aceite de menta y aceite de cannabis) para nutrir y mantener la flora natural de la boca.

Cada paquete contiene la misma cantidad de CBD que unos 6 gramos de cannabis, repartido en 24 chicles con 5mg de CBD cada uno. Según sus creadores, no solo no te colocará, sino que no existe posibilidad de que te genere ningún tipo de adicción. Como aclara en su web, según un estudio realizado en 2017 por la OMS, “en humanos, el CBD no muestra ningún efecto indicativo de abuso o dependencia potencial.

En cuanto a su legalidad, el fabricante aclara que este chicle “se ha desarrollado durante un largo período de tiempo en contacto con expertos y autoridades competentes. Al final de este proceso, expertos certificados por el estado prepararon un estudio sobre la seguridad e idoneidad para la venta comercial del producto. Esta evaluación se aplica a Suiza y a todos los países de la Unión Europea”. Un paquete de 24 chicles de cannabis suizo se puede comprar online en la web por poco más de siete euros excluyendo los gastos de envío.

Deja un comentario