Reglamentación del cáñamo en Uruguay

En diciembre de 2014 salió a la luz la Reglamentación del Cáñamo.

Se entiende por cáñamo: las plantas o piezas de las plantas de los géneros cannabis, las hojas y las puntas floridas, que no contengan más de 1% (uno por ciento) de THC, incluyendo los derivados de tales plantas y piezas de las plantas. Además, sus semillas no podrán superar el 0,5% de THC.

Toda actividad necesitará la autorización del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP); debiendo detallar: características del cultivo, responsables, origen de las semillas o plantas, % de THC y producto final. Deberán también estar registrados en el  IRCCA e inscribirse en el Registro General de Semilleristas ante el INASE.

Será el MGAP quien controle las diferentes etapas del cultivo, la industrialización y la comercialización y asegure además, la calidad e inocuidad alimentaria, previendo a su vez, la coexistencia del cannabis psicoactivo y el cáñamo.

A la hora de importar y/o exportar cáñamo o semillas, el MGAP otorgará una autorización para cada actividad y exigirá el certificado de importación expedido por las autoridades competentes del país que realice la compra de cáñamo.

En los casos donde el IRCCA reciba una denuncia o detecte irregularidades vinculadas al cultivo, industrialización o comercialización, tendrá 72 horas hábiles para informar a dicho Ministerio o al organismo competente.

Por más información: http://www.ircca.gub.uy/wp-content/uploads/2015/01/Rerglamentacion-Canamo.pdf

Deja un comentario