Made in Puerto Rico

Gobierno de Puerto Rico impulsa el cáñamo industrial.

Puerto Rico es un punto de referencia en la incipiente industria del cannabis medicinal latinoamericana. Si bien la legislación del país caribeño es bastante reciente y no es la más abierta en términos de derechos de usuarios en la región, han demostrado un pragmatismo envidiable al momento de desarrollar una nueva industria con el cannabis medicinal. Este rápido éxito se ha caracterizado por brindarle una participación activa a la Universidad y emprendedores privados.

Según datos del Departamento de Salud, Puerto Rico ya cuenta con 8446 pacientes registrados para acceder al cannabis en dispensarios. El número de médicos certificados para recetar cannabis medicinal a sus pacientes autorizados asciende a 284 e incrementándose.

Existen 14 condiciones médicas aprobadas por el Departamento de Salud para ser tratadas con cannabis: el dolor crónico, el desorden de ansiedad, la fibromialgia, la artritis y el cáncer, ocupan las primeras posiciones entre las enfermedades más recetadas. Las autoridades estiman que el número de pacientes en los próximos años pueda alcanzar los 300.000.

Se han entregado 17 licencias para dispensarios, nueve operaciones de cultivo, cuatro de manufactura, dos laboratorios y una empresa de transporte. Las inversiones en esta industria ya sobrepasan los 20 millones de dólares y aún están pendientes de habilitación más de cien solicitudes de establecimientos de cannabis medicinal. La firma estadounidense Mentor Capital proyecta que el mercado del cannabis en Puerto Rico alcanzaría los U$S 300 millones para 2019.

Proyecto 1071 cáñamo industrial

Por estos días se está trabajando en el parlamentario el Proyecto 1071, una modificación a ley actual de cannabis promovida por el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio. Este proyecto impulsa el cultivo del cáñamo industrial, argumentando que tiene gran potencial de crear empleos y nuevas empresas en el área de manufactura de telas, plásticos, pulpa para papel, energía y materiales de construcción, entre otros.

El Centro de Investigación de Ciencias Moleculares (CICiM) de la Universidad de Puerto Rico será protagonista de esta nueva industria. Legisladores puertorriqueños visitaron el mes pasado en el centro de investigación universitaria que se encargará de los controles de calidad de la planta de acuerdo al Proyecto 1071.

El presidente del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio Parés Otero, explicó en conferencia de prensa que “el CICiM tiene la posibilidad de demostrar que tiene las facilidades físicas, los instrumentos tecnológicos y, más importante aún, el conocimiento y experiencia necesaria para que la industria del cáñamo emerja con potencial de desarrollo en Puerto Rico”.

Jiménez Laureano, Director Ejecutivo de la cartera que impulsa el proyecto, destacó que el cáñamo es una industria emergente que internacionalizaría la presencia industrial de la Isla, “podemos llegar a compañías como la Ford y la BMW, que usan el tallo de esta planta para hacer el interior de sus vehículos”. El funcionario expresó que Puerto Rico tiene las condiciones climáticas para triplicar y hasta cuadruplicar la producción de cáñamo de China y Estados Unidos.

 

Deja un comentario