Lluvia de capitales

Grandes compañías de bebidas alcohólicas, tabacaleras, farmacéuticas y de productos envasados seducidas por el mercado del cannabis                                                        

Canadá se convertirá en los próximos días en el primer país del G-7 en regular el cannabis recreativo, varios estados norteamericanos ya han hecho lo mismo. Otros países alrededor del mundo, desde Alemania hasta Australia, han regulado el cannabis medicinal y muchos otros seguirán su ejemplo. Esta situación abre una gama de potenciales riesgos y recompensas para otras industrias.

El floreciente sector del cannabis se transforma en una oportunidad cada vez más seria para invertir. Es inminente que las grandes compañías farmacéuticas, tabacaleras y de productos envasados se acerquen al sector después de las incursiones iniciales de compañías de bebidas alcohólicas, como Constellation Brands Inc., Molson Coors Brewing Co. y Heineken NV.

Constellation Brands, propietario de la cerveza Corona, ha llegado a un acuerdo para invertir 5.000 millones de dólares canadienses (3.371 millones de euros) en la adquisición de 104,5 millones de acciones de Canopy Growth, elevando así al 38% su participación en el mayor consorcio de la industria cannábica, según informó la multinacional en un comunicado.

Esta inversión agrega mayor legitimidad a una industria que se está convirtiendo rápidamente en un producto de consumo aceptado y proporcionará fondos necesarios para impulsar la expansión de la marihuana en los cerca de 30 países con programas de uso medicinal aceptados federalmente.

Jessica Lukas, vicepresidenta de información al consumidor en BDS Analytics, firma norteamericana de investigación sobre cannabis con sede, devela que la industria del alcohol es la primera que se da cuenta del nuevo panorama y hace algo al respecto, sostiene que una serie de grandes compañías en todas las categorías de consumidores seguirá el mismo camino de invertir en el cannabis.

Cannabis vs alcohol

El alcohol, que ya sufre de una disminución en el consumo entre los más jóvenes, ha observado una caída en las ventas en los mercados donde se ha legalizado el cannabis. Las ventas de alcohol cayeron un 15 por ciento tras la aprobación de leyes sobre marihuana medicinal en varios estados, según un estudio de la Universidad de Connecticut y la Universidad Estatal de Georgia.

Tabacaleras

El gasto mundial de los consumidores en cannabis llegara a US$32.000 millones para 2022, el triple de los niveles actuales, según un informe publicado esta semana por BDS y Arcview Market Research, lo que afectara a varias categorías de consumo, entre ellas, el tabaco.

Shane MacGuill, jefe de investigación sobre tabaco de Euromonitor International, sostiene que “hay cada vez más pruebas de que las personas están consumiendo cannabis en los mercados legales para reducir su consumo de tabaco y se está trabajando para determinar si el cannabidiol puede utilizarse como una forma para dejar de fumar. Esto es algo que tendrá un gran efecto en la industria tabacalera, y en el largo plazo, incluso podría llegar a tener un efecto mayor en el tabaco que en el alcohol, aunque tal vez de una manera más indirecta”, remarcó.

Deja un comentario