Las alas verdes del hombre

Mis alas gritan en la noche

susurran melodiosos acantilados

desnudan sus párpados visionarios al viento

y mil nervios en la sombra retuercen un canto

hinchado en las vísceras del silencio.

En los huesos resquebrajados del principio

la ciudad de los árboles arcanos

indujo visiones al caminante,

y en el eco profundo de la tierra

la raíz frenética de la experiencia,

arrojó mis alas por la noche,

hasta desatar en mí la jungla

el delicado perfume de los ebrios helechos

colgantes de los crepúsculos taciturnos

donde gimieron las criaturas bajo la lluvia.

Ruge el animal en la máscara del chamán

pisa sobre la maraña de insectos vibrantes

y salta a través del páramo de fuego.

¿Qué es el verso sino un hombre en pleno vuelo?

Mis alas gritan por la noche

sobre los fugaces acantilados…

  Por Bruno Cabrera
Lic. en Letras, UDELAR
Investigador/Escritor.

Deja un comentario