For Export del Uruguay

El gobierno de la provincia de Santa Fe espera la autorización para importar 50 kilos de cannabis de Uruguay para producir aceite medicinal.                                    

En el año 2017, el Gobierno de la Provincia de Santa Fe solicitó la autorización de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) y la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (ANLAP) para adquirir la materia prima necesaria para comenzar con la fabricación local de aceite de cannabis.

La autorización es para la compra de 50 kilos de cannabis provenientes de Uruguay, con los que el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) planea fabricar 2 mil frascos de 50 mililitros de aceite, pero la respuesta todavía no ha llegado.

El objetivo de la Provincia es desarrollar la producción en Santa Fe para luego industrializarla y distribuirla a nivel nacional e internacional. El camino no parece tan sencillo y consta de numerosos pasos que el Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) debe cumplir minuciosamente, por lo cual sus propias autoridades admiten que el proyecto “aún está en pañales”.

El diputado socialista Joaquín Blanco, uno de los creadores del proyecto de ley santafesino expresó en conferencia de prensa, «estamos muy cerca de concretar otro sueño: el primero fue en convertirlo en ley provincial allá por diciembre de 2016 y ahora por comenzar con la producción en el laboratorio público. Es motivo de orgullo pero también de responsabilidad»

Desde la sanción y plena vigencia de la ley provincial de Cannabis, Santa Fe se encuentra en condiciones de producir en forma local este medicamento, incorporarlo al sistema público de Salud “y así facilitar la vida a cientos de familias que lo tienen que adquirir importado, en dólares y en muchos casos, de forma insegura”, afirma el diputado Blanco.

Para el diputado socialista santafesino «la industria farmacéutica es un millonario negocio por eso el rol del Estado es importante no sólo para producirlo con máxima calidad y bajando los costos, sino también como reservorio de información pública, estadística e información científica, pensando en clave de salud pública y no de negocio farmacéutico».

La Ley nacional Argentina de cannabis fue posterior a la ley provincial santafesina y tuvo un debate en torno al autocultivo que se inclinó por organismos nacionales como el Senasa (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria) y el Inta (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) para su producción e investigación.

En la práctica no está sucediendo lo propuesto por la ley, por ello, la alternativa más viable que encuentra el Gobierno de Santa fe es la importación de cannabis desde Uruguay.

Según la especialista en legislación del cannabis, Gretel Hilbe, la ley 27.350 sancionada el 29 de marzo de 2017, «terminó reconociendo solo a la epilepsia refractaria como única patología tratable con el aceite de cannabis tras su reglamentación». Además, aclaró que la ley «no autoriza el autocultivo del cannabis para uso medicinal», actividad que sigue siendo ilegal en el país.

 

 

Deja un comentario