Enfocados

Investigación de la Universidad de Michigan constata que el THC puede ayudar a los pacientes con VIH a mantener sus funciones cognitivas

El pasado mes de diciembre se conocieron los resultados de la una investigación clínica de la Universidad de Michigan con THC en pacientes de VIH. Se concluyó que el THC, puede ralentizar el proceso el declive mental en un 50 % en los pacientes con VIH.

Norbert Kaminski, autor principal del estudio publicado en la revista AIDS, sostiene que “la función cognitiva disminuye en muchos de los pacientes con VIH, en parte debido a la inflamación crónica que ocurre en el cerebro. Esto sucede porque el sistema inmune se estimula constantemente para combatir las enfermedades”.

Kaminski y su equipo descubrieron que los compuestos en la marihuana podían actuar como agentes antiinflamatorios, reduciendo el número de glóbulos blancos inflamatorios (monocitos) y disminuyendo las proteínas que liberan en el cuerpo. Esta disminución de las células podría ralentizar, o incluso detener, el proceso inflamatorio, lo que puede ayudar a los pacientes a mantener su función cognitiva por más tiempo.

Los investigadores tomaron muestras de sangre de 40 pacientes con VIH que informaron si utilizaron o no cannabis en su tratamiento. Luego, aislaron los glóbulos blancos de cada donante y estudiaron los niveles de células inflamatorias y el efecto que el THC tenía en las células.

El estudio determina que “los pacientes que no utilizaron cannabis tenían un nivel muy alto de células inflamatorias en comparación con los que lo hicieron. De hecho, quienes usaron marihuana tenían niveles bastante cercanos a una persona sana que no estaba infectada con el VIH”.

Kaminski, director del Instituto de Toxicología Integral de MSU, ha estudiado los efectos del cannabis en el sistema inmunológico desde 1990. Su laboratorio fue el primero en identificar las proteínas que pueden unir los compuestos del cannabis en la superficie de las células inmunes. Hasta ese momento, no estaba claro cómo los cannabinoides afectaban el sistema inmune.

El VIH (virus de la inmunodeficiencia humana), infecta y puede destruir o modificar las funciones de las células que defienden el cuerpo. Con la terapia antirretroviral, una forma estándar de tratamiento que incluye un cóctel de medicamentos para protegerse del virus, estas células tienen una mayor probabilidad de permanecer intactas. Sin embargo, incluso con esta terapia, ciertos glóbulos blancos aún pueden ser estimulados demasiado y eventualmente convertirse en inflamatorios.

Los investigadores afirman que continuarán estudiando estas células y cómo interactúan y causan inflamación específicamente en el cerebro. Estos descubrimientos también podrían tener implicaciones para otras enfermedades relacionadas con el cerebro como el Alzheimer y el Parkinson, ya que se han encontrado las mismas células inflamatorias involucradas en estas enfermedades.

Saber más acerca de esta interacción podría conducir a nuevos agentes terapéuticos que ayuden a los pacientes con VIH a mantener sus funciones cognitivas en plenitud.

Deja un comentario