Cerveza de raíz

En Canadá se está elaborando la primera cerveza del mundo a partir de tallos y raíces de cannabis, contiene THC y no tiene alcohol, ni  gluten.                                  

Un grupo de científicos canadienses están experimentando con lo que aseguran será la primera cerveza de cannabis del mundo. En el mercado existen numerosas cervezas elaboradas con cannabis, pero la planta se añade como parte del proceso, tras la fermentación con cereales.

En la cerveza que se encuentra en las últimas etapas de prueba por la startup Province Brands, todas las partes de la planta del cáñamo, desde los tallos, troncos y raíces han sido incorporados en el proceso de fermentación reemplazando a la tradicional cebada.

Dooma Wendschuch responsable de Province Brands, asegura que fermentar una cerveza a partir del cannabis no fue nada sencillo, “las cosas que nos iban saliendo eran horribles, sabían a brócoli podrido”. Pero con la ayuda de un químico y probando diferentes combinaciones de lúpulo, agua, levadura y cannabis por fin lograron un producto agradable al paladar. “El sabor es seco, salado, menos dulce que un sabor típico de cerveza”, adelantan los creadores.

La búsqueda se orientó a crear una cerveza que coloque gracias al cannabis, pero en la que el alcohol y el gluten estén ausentes. El resultado es como beberse un porro afirma Wendschuch, “la cerveza sube muy rápido, lo cual no es común para una marihuana comestible”. Los lotes de prueba registraron un promedio de 6,5 miligramos de THC por porción.

Los directivos de este emprendimiento planean aprovecharse de la incipiente industria del cannabis en Canadá, ya que su cerveza se elabora con un subproducto: no contiene cogollos, solo los tallos y raíces. Aunque tradicionalmente estos han tenido un gran valor textil, las variedades de cannabis recreativo no son las mejores para este fin y acababan en la basura. “Los quitamos de las manos del productor, lo que les ahorra el costo de contratar una empresa de eliminación autorizada para deshacerse de ellos”, asegura Wendschuh.

La nueva ley canadiense solo contempla a los derivados fumables de cannabis sativa a partir del próximo 17 de octubre. Los productos comestibles o bebibles, no serán legales en Canadá hasta 2019, por lo que sus creadores todavía cuentan con un período de prueba de cara a su salida al mercado.

La idea de Province Brands es invertir 50 millones de dólares en la construcción de la primera cervecera de marihuana del mundo, en la que esperan elaborar una completa gama de bebidas con diferentes sabores y variedades.

La tierra prometida

La empresa canadiense productora de cannabis medicinal Tilray, se convirtió en la primera firma de su tipo en hacer su oferta inicial de acciones en el mercado de valores de Nasdaq, donde ya lleva recaudados más de 150 millones de dólares.

En todo el mundo existen alimentos y bebidas que contienen cannabis, pero la presencia de THC en estos productos siempre ha estado limitado por ley.

Deja un comentario