Cannabis medicinal: Una apuesta al desarrollo con inclusión

La regulación de la cannabis que colocó a Uruguay en la vitrina del debate mundial sobre las drogas, ha cumplido seis años de implementación. El uso de cannabis medicinal está previsto en la ley de 2013 y habilita las licencias a empresas pero no garantiza el acceso a las personas.

Ante estas dificultades, surgen dos proyectos de ley para impulsar el sector de cannabis medicinal y la investigación científica en el país. Ambos proyectos cuentan con media sanción por la Cámara de Diputados. Al momento de leer este artículo, el Poder Legislativo habrá resuelto si avalar su implementación o archivarlos como un buen intento.

El proyecto de acceso a cannabis medicinal consta de cuatro capítulos: principios generales, estructuración del sistema, Programa de Cannabis Medicinal y un capítulo de medidas transitorias.

El proyecto busca mejorar el acceso al cannabis medicinal, impulsando su inclusión en el Sistema Nacional Integrado de Salud y habilitando tres nuevas vías de acceso, siempre bajo seguimiento médico.

Para facilitar la producción y registro, estas vías de acceso buscan garantizar la calidad de los procedimientos y de los productos, disminuyendo los requisitos e inversión necesarios para un emprendimiento productivo. Promueven la creación de alternativas para incluir a pequeños y medianos productores, mediante la aprobación de licencias a pequeña escala. Es una apuesta al desarrollo basado en conocimiento e investigación, pero con la mira puesta en la inclusión y el acceso.

 

Gustavo Robaina, co-redactor del proyecto de ley de acceso al cannabis medicinal.

Deja un comentario