Cannabis en Uruguay

Relevamiento de la actualidad del cannabis recreativo, medicinal e industrial en Uruguay                                                                                                                                                                                                          

El IRCCA presentó su informe sobre el origen, destino y forma de gestión de los fondos desde su creación en 2014 hasta 2018. El año pasado se constató una variación sustantiva en la generación de ingresos genuinos (de 5 a 17 millones de pesos), creciendo un 252 % y por primera vez, superando la partida presupuestal anual de 15 millones de pesos establecida en la Ley N° 19.355.

Se constató un aumento del 10 % en el registro de cannabis recreativo respecto a los datos del informe de 2017. La venta en farmacias se incrementó un 12 % en el último año, el registro de autocultivadores creció 3 % y el ingreso a clubes un 5 %.

Los fondos obtenidos por el IRCCA provienen de actividades vinculadas a la administración de las licencias de cannabis recreativos, cannabis medicinal, industrial e investigación científica. Pero lo más significativo son los puestos de trabajo, las inversiones, la innovación y la apertura de mercados que estas licencias traen al país.

Cannabis recreativo

En junio de 2018 el número de adquirentes de cannabis recreativo en las 17 farmacias habilitadas en el país ascendió a 36.471. Se encuentran registrados 7.173 uruguayos como cultivadores domésticos y 3.750 integrantes de los 123 clubes de cannabis.

El pasado 11 de febrero, el IRCCA realizó un nuevo llamado a empresas para la producción y distribución de cannabis psicoactivo no medicinal. Las nuevas empresas se sumarán a ICCORP y SIMBIOSYS como proveedoras. Deberán producir 2.000 kilogramos de cannabis por año en terrenos de tres hectáreas que les serán suministrados por el Estado, y contarán con seguridad perimetral otorgada por las autoridades.

Cannabis medicinal

El 5 de junio de 2019, el IRCCA otorgó una licencia de industrialización a la empresa INNOVATERRA Limitada. La licencia les permitirá procesar material vegetal para la obtención de extracto de cannabis por el plazo de 30 (treinta) meses, y ya son cinco las empresas que están autorizadas a industrializar cannabis en nuestro país.

El proceso iniciado en 2013 ha logrado algunos hitos muy significativos para la industria cannábica nacional en los últimos años. En 2017 fueron entregadas las dos primeras licencias de cannabis medicinal y desembarcaron los primeros productos de cannabis para ese uso en las farmacias del país. El pasado 17 de octubre se creó la Cámara de Empresas de Cannabis Medicinal que integra en principio a 14 compañías del rubro.

El año pasado, la empresa canadiense Khiron confirmó la instalación de un emprendimiento de cannabis medicinal en la localidad coloniense de Juan Lacaze. La inversión proyectada es de más de 50 millones de dólares, con la creación de 680 puestos de trabajo en los próximos años. El pasado 1 de julio, la empresa comenzó a recepcionar postulaciones laborales y a partir del 15 de diciembre se harán efectivas las primeras contrataciones. Se estima que las obras estén terminadas en febrero de 2020, para comenzar a producir.

Otra gran noticia se produjo en abril de 2019, con la habilitación de la empresa Fotmer para exportar cannabis medicinal a Alemania en primera instancia, y luego a los mercados de Canadá y Australia. Fotmer desarrolla sus cultivos en la zona franca de la ciudad de Nueva Helvecia y cuenta con un laboratorio en el Parque de las Ciencias del LATU.

Cannabis industrial 

Los usos recreativo y medicinal constituyen solo dos posibilidades del cultivo de cannabis. También puede considerarse la producción de granos para la alimentación, elaboración de aceites, semillas, proyectos vinculados a la elaboración de textiles, papel, bioplásticos y materiales para la construcción.

El sábado 8 de diciembre, en la quinta edición de la Expocannabis, se realizó un taller de emprendimientos de cannabis realizado por Álvaro Rak, responsable del Área de Proyectos del IRCCA. En esa instancia, Rak informó que existen 14 habilitaciones para producción de cáñamo en Uruguay con  más de mil hectáreas plantadas.

La legislación no establece franjas ni límites de producción para una actividad de cannabis industrial. El mínimo se encuentra dado por la rentabilidad de la actividad de acuerdo a la inversión realizada por los emprendedores

Investigación

En el mes de junio de 2019 llegaron a 15 las licencias otorgadas por el IRCCA para la investigación. Entre ellas se destacan los proyectos de investigación de la Universidad de la República y licencias para la investigación con vías al registro de semillas y variedades de cannabis y cáñamo.

Deja un comentario