Cáñamo en Uruguay

Entrevista al Lic. Fabrizio Giamberini, un emprendedor uruguayo, titulado en Administración de Empresas con postgrado en Marketing que desde el año 2006 ha participado activamente en la promoción de la agroindustria del Cáñamo, es socio fundador la compañía The Latin America Hemp Trading, consultor y productor de cáñamo.

 

¿Qué puertas abre la Regulación del cáñamo para el Uruguay?

Con el nuevo marco legal dado por la ley 19.172 y decretos reglamentarios, Uruguay se convierte en el primer país del hemisferio sur americano en poder producir legalmente cáñamo, dando la posibilidad de hacerlo en contraestación con los países del hemisferio norte que ya  lo están haciendo; ofreciendo así una fuente de abastecimiento de materia prima continua para los actores internacionales; disminuyendo riesgos de desabastecimiento para la producción de granos en la industria alimentaria y semillas.

 

¿Crees que la industria nacional y las autoridades están sabiendo aprovechar al máximo las posibilidades que tenemos?

Como todo comienzo, más aún en un tema complejo –me refiero a la asociación que se pudiera realizar cáñamo y Cannabis psicoactivo, que si bien son de la misma especie, son variedades distintas–, se debió avanzar paso a paso, pero de forma segura. Hoy se están generando grandes oportunidades para el país. Uruguay tiene un marco legal que asegura desde un punto de vista jurídico el desarrollo de proyectos productivos enfocados en los mercados externos, y debo reconocer la seriedad y agilidad con la que la Dirección General de Servicios Agrícolas y el Instituto Nacional de Semillas están evaluando los proyectos presentados. Esa ha sido mi experiencia. El tema está en los actores privados, y me incluyo; debemos poner todos nuestros esfuerzos y recursos para desarrollar y mejorar los productos y mercados. El futuro ahora está en nuestras manos.

 

El tema alimenticio es un tema preocupante, porque no se ha considerado al cáñamo como una fuente nutricional para humanos en la Reglamentación. ¿Cuáles son dificultades que enfrentamos y de qué manera afecta a la industria esta omisión?

Aún falta incluir el cáñamo como alimento dentro del decreto bromatológico uruguayo. Una vez incluido, podremos consumir lo que se considera una fuente vegetal rica en proteínas, minerales y aminoácidos, con un muy rico aporte de ácidos grasos polisaturados (Omega 3 y 6). Esperemos que esto suceda en los próximos meses; lo que se debe asegurar aquí es la inocuidad alimentaria, y creo que es en eso en lo que el MSP está trabajando.

 

Hoy el cáñamo está de moda y cada día crece en popularidad. Se afirma que es la planta más sustentable del planeta. ¿Cómo ves el futuro de la industria del cáñamo en el mundo?

El mundo necesita desarrollarse en forma sustentable. Debemos pasar de una economía dependiente de los hidrocarburos, a una basada en los carbohidratos. La demanda mundial de productos aumenta año a año, ya sean estos alimentos u otro tipo de materias primas o productos. El cáñamo, como un producto agrícola más dentro de la matriz de cultivos disponibles, puede contribuir en el abastecimiento de alimentos, y a su vez dar el acceso, a partir de sus fibras, a  materias primas para diversas industrias como construcción, bioplásticos y papeles, entre otras. También es una fuente rica en cannabinoides, brindando el acceso a fitomedicamentos para el tratamiento de determinadas dolencias. Creo, sin miedo a equivocarme, que el cáñamo va a experimentar un crecimiento destacable, no solo en Uruguay, sino a nivel internacional, y poco a poco los países de la región comenzarán su producción.

 

Deja un comentario