Cambio de hábitos

El CBD puede ser útil para combatir la dependencia al tabaco gracias a su incidencia en el sistema de recompensa del cerebro.                                                   

El cannabidiol (CBD), puede ser un tratamiento novedoso y prometedor para dejar de fumar. En un estudio clínico  realizado con 30 fumadores dependientes de tabaco, la administración de una dosis única de CBD de 800 mg tras la abstinencia nocturna, redujo la atracción hacia el cigarrillo en comparación con el placebo. El estudio estuvo a cargo de investigadores británicos del Colegio Universitario de Londres, del King’s College de Londres y de la Universidades de Exeter y de Bristol, y publicado en la revista Addiction.

La abstinencia nocturna de tabaco en fumadores, aumenta la atención hacia las imágenes de cigarrillos. El CBD invirtió este efecto, de tal manera que la atención automática se desvió de dichas imágenes. En comparación con el placebo, el CBD redujo la atracción estas imágenes y no registró ningún efecto secundario subjetivamente calificado.

Animal de costumbre

En el problema de la adicción a las drogas en general, y de la adicción al tabaco en particular, se atribuye generalmente  a una patología del cerebro causada por un agente farmacológico, cuando en realidad en la base de todos los comportamientos adictivos hay instaurado un hábito. Un hábito que se establece, no tanto por los efectos de la sustancia en sí, como por los comportamientos que se realizan en torno a su búsqueda y consumo. Y los hábitos, por ser conductas, son los más difíciles de corregir.

Los seres humanos establecemos nuestros comportamientos cotidianos mediante hábitos y cuanto más instaurado esté un hábito, más difícil se hace cambiarlo. En el caso del hábito de fumar tabaco, es tan versátil para los fumadores que lo consumen tanto cuando está en una conversación animada, en un estado depresivo, esperando el ómnibus, caminando, haciendo tiempo , etc. Solamente cuando está dormido el individuo no está en condiciones de fumar. Esta versatilidad hace al hábito de fumar tan difícil de modificar.

CBD y adicciones

En un informe del año 2015, científicos de la Universidad de Montreal en la ciudad canadiense de Quebec sistematizaron las evidencias que sugieren que el CBD puede ayudar a tratar adicciones. Analizaron 14 diferentes estudios, nueve realizados con animales y cinco en humanos.

Se ha mostrado que el sistema endocannabinoide interviene en el control de una amplia variedad de procesos corporales. Investigaciones previas sugieren que al activar ciertos receptores cannabinoides (especialmente el CB1), el CBD puede ayudar a alterar el sistema de recompensa del cerebro, este sistema tiene un rol clave en las adicciones.

El análisis de los científicos de la Universidad de Montreal deja claro que es necesario seguir investigando para aclarar el rol del CBD en el tratamiento de las adicciones. Sin embargo, estudios como los citados en este artículo juegan un papel importante para descubrir cómo este compuesto puede ayudar a tratar comportamientos adictivos como el tabaquismo.

Estudio clínico: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29714034

Deja un comentario