Aprobado

Con el voto unánime de los 21 senadores presentes, se dio la sanción definitiva a la ley de cannabis medicinal en Uruguay                                                                                                                             

La iniciativa contó con el respaldo de 24 firmas de diputados para ingresar al Parlamento, el 11 de setiembre, el proyecto de ley fue aprobado por unanimidad por la Cámara de Representantes. También consiguió unanimidad en la Cámara Alta por los 21 senadores presentes el pasado 10 de diciembre.

El documento de prensa que comunica la aprobación, establece que «Esta ley busca dar respuesta a las dificultades de implementación detectadas, luego de un largo proceso de diálogo e intercambio que involucró a múltiples las partes: Sindicato Médico del Uruguay y la Sociedad Uruguaya de Endocannabinología; organizaciones de la sociedad civil como los familiares de niños con epilepsia, asociación de padres de niños con autismo, asociación de pacientes de fibromialgia, entre otras; la Academia, la Asociación de Química y Farmacia; los productores de aceites de cannabis medicinal; entre otros actores sociales y del sistema político».

El senador frenteamplista Daniel Garín, explicó que la ley propone dar acceso a tratamientos terapéuticos en base a formulaciones cannábicas bajo supervisión médica y generar un marco regulatorio para la cadena de producción de cannabis y sus derivados para uso medicinal. Se buscará garantizar la calidad en los procesos de producción y habilitar nuevas formas de acceso de las asociaciones de pacientes para el uso de productos cannábicos.

Los objetivos de esta ley apuntan a brindar mayor rapidez y facilidad a los productos derivados de la cannabis, desarrollar la industria de la cannabis nacional de pequeñas y medianas empresas y obtener una mayor cobertura en los tratamientos con calidad garantizada.

Garín, explicó que “24% de la población está dispuesto a utilizar productos medicinales de origen cannábico, pero hoy sólo lo hace 10% y en distintas condiciones de respaldo al producto que usan. Sólo una tercera parte usa productos de elaboración nacional y otra tercera parte no tiene otra que confiar en su proveedor”.

El Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) establecerá un sistema de certificación y control de calidad, mientras que el Ministerio de Salud Pública implementará un programa de Cannabis Medicinal y Uso Terapéutico con el objetivo de incluir estos tratamientos dentro del Sistema Nacional Integrado de Salud.

El proyecto crea la Comisión para la Inclusión Social y Productiva de Pequeños y Medianos Productores de Cannabis Medicinal y sus Derivados.  Dicha comisión funcionará en la órbita de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto y tendrá como objetivo promover la regularización de los pequeños y medianos productores de cannabis, asesorar al Poder Ejecutivo para la integración de los cultivadores y productores a los distintos segmentos de la cadena de valor del cannabis medicinal, asesorar a los productores, establecer los requisitos de calidad y disposiciones técnicas.

El IRCCA y el Instituto Nacional de Semillas deberán establecer una estrategia de acceso para investigación y producción.

Deja un comentario